Diferencias entre iluminar danza, teatro, performance, opera, arquitectura.

No hay manera de separar la escenografía de la luz ni la luz de la escena. La luz hace que la materia exista y la materia hace visible a la luz. En relación a la luz se diseña el espacio. Por lo tanto, desde ambas partes hay que pensar como director, autor, iluminador, vestuarista, actor, bailarín y coreógrafo. La obra no es de uno solo, la obra es mía como de la actriz y la directora.

con el director se dialoga porque tanto el diseñador como el director se encuentra la visión, la necesidad de hacer realidad lo que se esta trabajando en conjunto. Encontrar el tono de la pieza reflejada en el espacio escénico. Lo humano, como en todas las relaciones, debe estar siempre presente.

Empecemos con que es un trabajo de colaboración y comunicación. No se trata de jerarquías sino de concebir ideas, visiones y crear. Para que esto suceda, debe de existir libertad y esa siempre es una decisión personal. Confrontarse es enriquecer la pieza, el objetivo en común es que en palabras burdas, el trabajo quede bien. Lograr los cometidos. Realizar la visión concebida.

Estoy en esa etapa clave de explorar la imaginación para encontrar una respuesta emotiva con relación al espacio escénico. Como les mencionaba en otros posts, observar es clave para mi. Poner atención a lo que me atrae visualmente, por qué me atrajo y con qué conecto de esto que llamó mi atención. La historia que vamos a contar, necesita un espacio único y particular. Que necesita ser desarrollado bajo distintos lineamientos y consideraciones artísticas mencionadas anteriormente y técnicas, cómo las limitantes a favor o en contra del foro, el presupuesto, etc. Considero obligatorio cuestionarme de dónde vienen las ideas, lo que me dice el texto y el director. Estar abierta a la posibilidad del cambio y seguir explorando el espacio. 

Para encontrar la traducción espacial de la puesta en escena. Dar forma al espacio para dejar pasar la luz que esta por habitarse de lo humano. Encontrar el lugar para el ritual, lo magnífico, lo avasallador, siempre tomando como prioridad lo humano. Para seguir haciéndome preguntas y trabajando para intentar encontrar las respuestas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *